Tiching. Una red social con recursos educativos para todas las edades

5 pistas para buscar en TichingTiching se trata de una plataforma online que centraliza recursos y contenidos educativos útiles para profesores/as, familias y estudiantes. Esta impresionante red social está presente en Argentina, Colombia, Chile, España, México y Perú (hay que seleccionar el país correspondiente al final de la página principal); adaptando su estructura y contenidos a los sistemas propios de cada país. Lo mejor es registrarse para aprovechar todo su potencial, compartir experiencias y contenidos digitales, participar en los variados grupos de interés (matemáticas, blogs de aula, N.E.E., educación emocional…), etc.

Lo que más nos ha llamado la atención es que permite encontrar fácilmente recursos TIC-TAC clasificados por niveles y materias (clic aquí), recursos que tendrán que ser contextualizados en cada realidad concreta para darles el mejor uso. En síntesis, una magnífica página web que incorporamos sin demora a nuestros Sitios de interés.

21 de febrero. Día de las Letras Canarias

Textos canarios para la escuela“Tengo un libro grande,
grande, inmenso.
Tiene casas, niños,
viejos, prados,
montes y desiertos.
 
Pero…¡qué pena!
¡Qué pena!
Yo no encuentro
mis volcanes,
mis barrancos y mis vientos.
 
Textos canarios para la escuela¡Qué extraño
ese libro, madre,
qué extraño
lo voy sintiendo!”
 

Isabel Medina. “Mi libro de texto” en La canción del alisio. 1990.

[Continúa en: Textos canarios para la escuela]

Geoplano (IV): A modo de conclusión

—Tu tienes la cabeza llena de gabetas, de cajoncitos —me decían—,
en las que metés y sacás cosas. En una las ideas, en otra la lucha, en otra el trabajo.
—Y ¿cómo es pues?—les preguntaba yo.
—Pues cómo va a ser, redonda en vez de cuadrada como vos.
Testimonio de J. Gurriarán (Martín Beristain, C. 1997).

[…Viene de Geoplano III…]

Hemos recorrido parte del proceso de enseñanza-aprendizaje de la geometría identificando algunos recursos en Internet que lo pueden facilitar. Nos hemos centrado en el geoplano como una herramienta manipulable que fortalece el desarrollo del pensamiento geométrico. Hemos aprendido mucho, por ejemplo algunos aspectos no mencionados anteriormente:

  • Que al presentar el material hay que dejar un espacio para el juego libre y el descubrimiento individual. En caso contrario, durante las actividades dirigidas se corre el peligro de que se pierda la atención.
  • O que es importante que cada alumna/o tenga su geoplano. Deja de ser eficaz cuando se usa como instrumento de demostración (es preferible utilizar la pizarra o proyectar un geoplano electrónico).

En nuestra opinión, el valor didáctico del geoplano tiene que ver con la posibilidad de llegar a conceptos complejos a partir de manipulaciones simples. Una forma más o menos lúdica de aprender matemáticas. Nos preocupa, no obstante, la desvinculación de las propuestas de uso de esta herramienta con la vida cotidiana. Un desafío que todavía no hemos completado satisfactoriamente, más allá de los posibles ejemplos con los que podamos complementar una secuencia didáctica.

Una preocupación que va en la línea de esta estimulante disertación de Claudi Alsina, aunque por las mismas razones que recomendaríamos el geoplano, a nosotros nos gusten algunos de los planteamientos que el ponente critica (ver: Si Enrique VIII tuvo seis esposas, ¿cuántas tuvo Enrique IV? El realismo en educación matemática y sus implicaciones docentes; 1h 25’20”, ¡merece la pena!).

En todo caso, la evidente relación entre poder y geometría (o matemáticas) es quizás uno de los argumentos más sólidos para democratizarla. El origen de la geometría y su consecuencia tiene mucho que ver con la distribución de la tierra. Y en nuestra cultura occidental, el control de esta disciplina ha ejercido una notable influencia en los procesos de urbanización, los medios de transporte, la propiedad del terreno o el desarrollo de la tecnología asociada, por ejemplo, a la guerra o a la carrera espacial. Es decir, la geometría es también una ciencia que nos explica, una idea que al pensarla con calma, en cierta medida, nos estremece.

En realidad nuestra mayor preocupación versa con la posibilidad de no ser tan cuadrados (o de no promover un pensamiento cuadrado). Y sobre eso, no sabemos si la geometría tiene algo que ver.